EL DOBLE FILO DE DESEAR

“El deseo nos fuerza a amar lo que nos hará sufrir”- Marcel Proust

Hoy día, el deseo es juzgado como el motor de la vida, la llama que arranca el motor del emprendimiento y la fuerza que nos mueve a conseguir objetivos. Sin embargo, son muchos los filósofos que observan el deseo como una arma de doble filo o directamente una amenaza contra nuestra felicidad o equilibrio vital. Lao Tse, padre del Taoísmo, identificaba su “Tao” (camino) hacia el “wu wei” (la no acción) para actuar en armonía con la naturaleza, en una vida sencilla y reflexiva, eliminando todo deseo y ambición de nuestros actos. Confucio, considerado uno de los filósofos más sabios de la antigüedad, alertaba del riesgo de desear cuando proclamaba “El hombre superior hace lo que le corresponde a su posición; no desea ir más allá”. Pero es en las enseñanzas budistas donde vemos como el deseo es uno de los hechos más temidos por el propio Buda.

Buda, gran observador de la vida que lo rodeaba, llegó a la conclusión que el sufrimiento es universal: todos sufrimos, ya que este sufrimiento es inherente a la existencia, desde el nacimiento hasta nuestra propia muerte. Y, contra lo que hoy nos muestran muchas frases de auto-ayuda o mensajes de filosofía barata, Buda determinó que es el deseo el culpable de dicho sufrimiento. Aunque satisfacer un deseo sea gratificante a corto plazo, a la larga también  es sucumbir a frustraciones de expectativas. El egoísmo, el cual trata de buscar gratificaciones que alegren ese corto plazo, no deja de ser el deseo pensando únicamente hacia nosotros.

Algunos preguntaron a Buda como combatir este deseo, y él respondió: el mundo del ego es solo una ilusión. Argumentó que el universo se ha causado a si mismo y que nosotros solo somos una parte transitoria, de modo que rebaja toda expectativa de ser trascendental o querer dejar huella en la historia. De desear ser importantes.

“Los deseos de nuestra vida forman una cadena, cuyos eslavones son las esperanzas”- Séneca

Entonces ¿Desear viajar es bueno o malo? Podemos centrarlo, como siempre, en nuestro campo viajero. Cada uno debe sacar su propia conclusión, sobre si los viajes son el motor de su vida o su losa. Puede que ese viaje soñado sea aquello que te levanta sonrisas. Puede que, al hacerlo sea ese hito vital que siempre recordarás por encima de hechos vitales menos significativos. Puede mover tus sueños y tu desarrollo vital, ahorrando para hacerlo realidad. Pero, por otro lado, quizás llegado el momento no puedas hacerlo (por mil motivos, desde a motivos económicos, familiares o una pandemia mundial) y eso te conduce a la frustración, al recelo o a la envidia de aquellos que si lo hicieron.

“Nuestro deseo desprecia y abandona lo que tenemos para correr detrás de lo que no tenemos” – Michel de Montaigne

En un mundo capitalista, donde miles de personas estudian durante años como “crear” deseo para vender más productos, las enseñanzas de los filósofos clásicos actúan totalmente a la contra. Y las redes sociales, una vez más, tampoco facilitan la negación del deseo. Como un salmón que escala un río de gran caudal, aquel que entienda el dolor intrínseco del deseo debe luchar contra todos estos actores y sus medios. Anuncios, influencers o tendencias sociales nos impulsan a desear viajar, probar tal experiencia o hacerlo en un gran hotel, en tal coche o en tal yate. Sin embargo, pocos pueden hacerlo y esto nos supone frustración.

El deseo mueve el mundo, nos hace soñar, nos desplaza del presente para ir a un futuro. Entender el deseo con su cara oscura nos hace ser más conscientes del sufrimiento universal. Nos hace ser más cautos, más racionales. Nos libera de los pensamientos irracionales que muchas veces nos llevan donde no queremos. Entonces, desear o no desear, esa es la cuestión.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s