Visita a Batu Caves: cómo llegar y qué ver

Una de las visitas más típicas y conocidas de Kuala Lumpur

Muy cercano a Kuala Lumpur, aunque a 13 kilómetros de la capital, encontramos estas cuevas tan típicas e ineludibles en la visita a la ciudad. Se trata de las Cuevas de Batu, unas grutas de gran tamaño que albergan tres templos hindúes. Además de la espectacularidad del interior de las cuevas, la entrada a ella se realiza por una escalera de 272 escalones custodiada por una gran estatua del dios hindú, de 42,7 metros de altura, que la sitúa como la estatua más alta del mundo de esta divinidad. Por si no fuera poco, el conjunto está habitado por una gran cantidad de monos que viven libres y que son la gran distracción de los turistas.

El recinto es aproximadamente de hace 400 años. Fue usado por los indígenas Temuan. Durante 1860, con la gran presencia de población china en la zona, estas cuevas fueron una fuente importante de guano para la fertilización de las plantaciones. Sin embargo, el misticismo del lugar empezó en 1890, cuando un conocido devoto hindú construyó la primera estatua hindú. A partir de 1892 el Thaipusam Festival se celebra en este lugar.

Cómo llegar a las Batu Caves desde Kuala Lumpur

Se encuentran a 13 km al norte de Kuala Lumpur. Es muy fácil llegar hasta ellas con el tren KTM Komuter desde KL Sentral, parada Batu Caves al final de línea por un precio cercano a los 3-4 RM por persona y trayecto. Recomendamos comprar tíquets de ida y vuelta puesto que a veces se forman grandes colas para comprar el tíquet de vuelta en la estación Batu Caves.

También podemos llegar con coche propio o taxi o en otros servicios públicos como el mono raíl hasta Titiwangsa donde debemos efectuar el transbordo a un autobús que nos lleva directos a las cuevas.

Qué encontraremos en nuestra visita a las Batu Caves

Recomendamos la visita de este lugar debido a la espectacularidad del conjunto. Se trata de un lugar típico de todas las guías por lo que encontraremos un gran nombre de turistas. Sin embargo, es posible visitar las cuevas por el interior sin ningún problema además de ver cada uno de los templos que se encuentran dentro de la gruta. Se pueden realizar visitas guiadas, pues en el lugar encontraremos la Art Gallery Cave and Museum Cave dedicada a promocionar la historia de las cuevas. Sin embargo, podemos acceder gratis a la mayor parte del recinto.

Cuando lleguemos al lugar empezaremos a ver diversas figuras de la cultura hindú. Pronto veremos la gran figura del Dios Murugan. Esta divinidad hindú da la bienvenida a los visitantes y anima a subir los 272 escalones que nos separan del inicio de la cueva. Se trata de una estatua de 42,7 metros de altura, construida en enero de 2006.

Os dejamos algunos datos de esta figura:

–             Coste del proyecto: alrededor de 6 millones de Euros

–             1550 metros cúbicos de cemento

–             250 Toneladas de barras de acero

–             300 litros de pintura dorada

Una vez ascendemos por la escalinata empezaremos a ver la cueva. Sin duda, la cavidad es de grandes dimensiones, aunque las obras realizadas en su interior han malmetido parte del encanto natural. Además, las luces del recinto interior y su constante ritmo de visitas han hecho que los murciélagos se hayan desplazado a otras cavidades mejor conservadas (las cuales se pueden visitar por unos 35 RM aproximadamente).

Otros artículos que pueden interesarte

Artículos sobre Kuala Lumpur:

Artículos sobre Malasia:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s