Qué ver en Cefalú

Una de las villas más bonitas de Italia. Te enseñamos los 4 lugares más importantes.

Cefalú es una ciudad pequeña ubicada en plena costa Siciliana. Comparada con según que zona, casi podemos llamarlo pueblo grande. Sin embargo, Cefalú destaca sobretodo por tener la villa antigua pegada al mar, de modo que el resultado es una panorámica desde dentro del agua espectacular. Y encima tiene unas aguas turquesas muy limpias y con bastantes peces.

Os mostramos los principales lugares de la ciudad, los cuales no debes perderte en tu visita.

1.      Vista marítima y Porta Pescara

La imagen, la postal, la belleza hecha historia y pueblo, el mar y la playa. Sinceramente, cuesta describir el conjunto cuando lo tienes a la vista, porqué aúna una mar turquesa con un pueblo lleno de encanto. Evidentemente no podemos perdernos esta postal si visitamos la ciudad.

Cefalú siempre ha vivido cara al mar, aprovechando la pesca que el mar le brindaba, así como el comercio marítimo. Por ello, la ciudad dispone de esta línea de playas desde la cual encontramos una de las mejores imágenes de Sicilia.

Si queremos tener esta foto no hace falta que nos mojemos: podemos acceder al espigón, desde el cual, en verano, los bañistas se tiran al agua con mejor o peor estilo. Este lugar, a su vez, también fue el escenario de la clásica película “Cinema Paradiso”.

Uno de los lugares más fotogénicos es la Porta Pescara, o puerta de pescadores, la cual comunica una de las principales vías directamente con la playa. Es curioso, cuando pisas la arena húmeda, porqué tu pie se hunde en una arena exageramente fría en comparación con la arena seca.

Si queremos bañarnos, el problema es la abundancia de “Lidos”. Estos espacios privados ocupan gran parte de la superficie de arena, por lo que resulta complicado plantar la toalla. También hay una batalla de músicas y altavoces entre “Lidos”, bañistas y chiringuitos, que afea el resultado… pero si no lo tenemos presente, vale mucho la pena.

El mar no siempre ha traido alegrías, también ha sido un lugar estratégico de dominio. Si cruzamos los arcos de los espigones (que, por cierto, también son muy instagramers) descubriremos un búnker de la Segunda Guerra Mundial.

2.      Duomo de Cefalú

Aquí encontramos la otra postal típica de la ciudad: su catedral espectacular de estilo normanda (una clase de estilo románico importado desde Normandía). No es una iglesia cualquiera, sino que se encuentra inscrita dentro del Patrimonio de la UNESCO.

Su construcción data entre 1131 y 1240. Es curioso pensar que su función inicial era de panteón para los reyes de Sicilia, aunque finalmente ejercio de templo cristiano. Destacan sobretodo las dos torres casi gemelas (se puede jugar a las 7 diferencias cuando estas delante de ella) con una altura de 24 metros. Aunque, dicho en frío, no parezca mucho, la altura destaca más si tenemos en cuenta que se encuentran en un punto alto de la plaza frente a una gran escalinata.

Delante de esta encontramos una gran plaza que también tiene gran encanto. No os la perdáis, ya que aquí encontramos una heladería increíble, de las mejores que hemos pisado, con productos diferentes a los habituales. Se llama “Il café di Ruggero”, hace esquinera. Curiosamente tiene muy mala puntuación en Google Maps… pero nosotros quedamos encantados.

En el otro lado de la plaza también podéis ver el Palazzo Piraino, un edificio del siglo XVI que también tiene encanto. Podéis acceder al patio interior.

3.      Lavatorio medievales

Este punto, abierto al público y gratis, nos recuerda el pasado medieval de la ciudad. En él encontramos un lavatorio donde los ciudadanos de Cefalú lavaban la ropa a mano aprovechando la corriente de agua natural del río Cefalino que hay y que desemboca en el mar.

Es importante no pasar de largo, pues a nosotros nos resultó una grata sorpresa que no teníamos programada. Está un poco escondido, pero lo encontrareis concretamente en la Via Vittorio Emanuele, 61. Se visita en pocos minutos.

4.      Rocca di Cefalú

Esta es la excursión para los más valientes. El tamaño es tan grande que es el icono de la ciudad, envuelta por una gran roca donde, en su cima, se ubican fortificaciones diversas. Hoy en día es un parque por el que podemos acceder y ver las vistas de la ciudad desde arriba, así como ver de cerca estas fortificaciones.

Cefalù: così all'improvviso appari, destando stupore.

Para acceder lo debemos hacer desde la intersección entre las vías Giuseppe Fiore y Pitrè, y tiene un precio de 4 Euros/pax. Si nos atrevimos con esta excursión, debemos tener presente que el ascenso se hace a pie y la sombra escasea, de modo que valorad bien la hora de la visita y el calzado que llevamos. ¡Y crema solar y gorras! Pensad que la visita ocupa varias horas.

En nuestro caso, debemos ser honestos, no subimos a la roca, pues al ir con niños y al sufrir un sol abrasador de Julio, valoramos otras actividades. Pero por otras experiencias sabemos que la roca tiene dos niveles. En un primer nivel se pueden ver los restos de las fortificacione, viviendas e iglesias medievales, así como las vistas panorámicas. El segundo nivel tiene otras vistas panorámicas (es la cima de la roca) además de un pequeño castillo normando.

Otras cosas que ver menos típicas de Cefalú

Encontraremos cosas más anónimas, pero también atractivas dentro de la ciudad. Un ejemplo es el Osterio Magno, el cual fue un palacio fortificado y residencia de condes. Hoy podemos ver su forma de torre con las ventanas románicas del siglo XII (que, si nos fijamos, mezclan también el estilo arábico). Se encuentra en Via G. Amendola, 9.

Vemos otras dos iglesias destacables: Chiesa di San Nicola (Via Salvatore Spinuzza, 84) y Chiesa di Santo Stefano Protomartire del Purgatorio (Piazza G Battista Spinola, 7), con una entrada ciertamente bonita.

También nos encontraremos un mural de Mussolini que reza las palabras “in sette mesi abbiamo conquistato l’impero in tre mesi appena lo abbiamo pacificato” (traducido “En siete meses conquistamos el imperio; en tres meses lo pacificamos”). Este mural, restaurado, ha generado controversia en Sicilia, por ser palabras del dictador pronunciadas en 1936. No todos estaban de acuerdo en conservar dicho mural. Lo encontramos en piazza bagni di cicerone, 12.

Si observáis bien, dos líneas gravadas en la pared nos recuerdan los sucesos de 1936

Por supuesto, recomendamos callejear y perdernos por dentro del centro histórico de la ciudad, donde encontraremos rincones con mucho encanto y tiendas muy cuidadas.

Donde aparcar

Es una respuesta complicada si nos queremos meter muy hacia dentro de la ciudad. Ya os avisamos que el tráfico privado está prohibido, cosa que agradecemos una vez nos encontramos dentro.

Dispones de zona azul en toda la periferia de esta zona prohibida. Sin embargo, nosotros optamos por aparcar en el puerto náutico de Cefalú, que es gratis. Si que debes caminar un poco, pero te olvidas de pagar nada ni rellenar tíquets. El acceso a la ciudad es bastante fácil desde este parking.

Este es un punto muy a tener en cuenta cuando busquéis hotel, ya que si escogéis alguno muy céntrico tendréis problemas con el coche. Hay muchos hoteles que se ubican en paseo marítimo, donde también hay más parking (de pago) o estos mismos hoteles disponen de parking privado. Son una buena opción, sin duda.

Algunas rutas recomendadas cerca de Taormina

Os recomendamos las siguientes rutas de la mano de civitatis si vais a visitar Taormina:

Paseo en barco por la costa de Cefalú
Visita guiada por Cefalú

Otras artículos cerca de Cefalu

Descubre otros artículos de Sicília

Un comentario en “Qué ver en Cefalú

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s