EL PAPIOL: ESCLETXES I ERMITA DEL REMEI

Las Escletxes de Papiol son unas grietas naturales situadas en la sierra de Collserola cerca del Puig Madrona.

La gran mayoría de grietas fueron destruidas durante los años 50 para hacer cimiento de su piedra por lo que sólo quedan actualmente unas pocas. Estas grietas tienen unas paredes de entre 10 y 20 metros de altura y en algunas podemos entrar e incluso hacer escalada.

Hay que tener precaución si vamos con niños pequeños ya que el terreno es irregular, con muchas piedras y resbaladizo.

Para llegar, cruzamos todo Papiol y una vez hayamos pasado el centro del pueblo y el cementerio, ya veremos las indicaciones para Les Escletxes. Luego al llegar a una rotonda veremos un parquing de tierra y es allí donde deberemos aparcar el coche.

Aparcamiento y entrada a Les Escletxes

Una vez aparcados no hay que caminar casi nada.

Las Escletxes más accesibles son 4, aunque con equipos bien preparados podríamos entrar en 7, pero hay algunas en muy malas condiciones.

Explanada antes de Les Escletxes

Sólo llegar a la gran explanada antes de Les escletxes, veremos justo en frente la más larga y amplia. Esta primera no tiene dificultad alguna para entrar y cruzarla. La segunda queda a la izquierda de esta, volviendo a la explanada. Esta está más escondida y es más estrecha. En la entrada encontramos una roca empotrada entre las paredes que tendremos que pasar, por debajo o por encima.

La tercera está al lado derecho de la torre eléctrica.

Para llegar a la cuarta tenemos que ir a la calle del Carme, saliendo del parquing y justo en la primera curva hay un sendero a mano derecha. Esta cuarta tiene un árbol en la entrada.

En todas ellas podemos intuir las entradas siguiendo los senderos hechos por la gente.

A parte de entrar dentro de las grietas, también es posible subir a la parte superior de ellas. Hay varios caminitos que suben y las puedes ver desde arriba. Recomendamos que no suban los niños ya que lo consideramos peligroso, pero vigilando bien se pueden hacer sin problema.

Una vez hayamos visitado las Escletxes, recomendamos continuar la ruta hasta la Ermita de la Salut. Está a unos 2,6 kilómetros ida, es decir, 40 minutos andando a paso tranquilo. Una parte de la ermita es prerománica (visigoda) y el resto románica. Justo delante de la ermita tenemos varias mesas para hacer el picnic. La caminata hasta la ermita es prácticamente en subida, pero nada complicada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s